5 mejores formas de conservar la limonada

Los limones se encuentran en cocinas y cocinas de todo el mundo porque sus ácidos cítricos combinan bien con comidas dulces y saladas. Ya sea que tenga la suerte de vivir en algún lugar donde crezcan limones frescos en un árbol en su patio trasero, o los compre en su supermercado local, es fácil conseguir limonada cuando la necesita. Aprender a ahorrar jugo de limón es una buena elección.

Conservar el jugo de limón asegura que toda la fruta se use antes de que se eche a la basura.

Un limonero puede producir más de 1000 frutos cada año, y el limón es una de las frutas más queridas del mundo.

Su acidez agridulce ilumina los alimentos y es una excelente fuente de vitamina C y fibra extra. Encontrar formas de conservar el jugo de limón es ideal por sus numerosos beneficios para la salud.

Cómo conservar la limonada titleimg1
(lecobron / 123rf.com)

Datos de limón

Lemon no siempre estuvo aquí. Son una mezcla entre cidra y limón y proceden de Asia. Estas frutas son increíblemente ácidas, pero de alguna manera hacen que muchos alimentos sepan aún mejor.

Un limón mediano contiene menos de 20 calorías y está compuesto por un 90 por ciento de agua. Con sus altas cantidades de vitaminas y otros compuestos, los limones nos han brindado numerosos beneficios para la salud.

Esta fruta mejora la salud del corazón, previene la anemia y los cálculos renales e incluso reduce el riesgo de múltiples tipos de cáncer. El limón más común en Estados Unidos es el limón de Meyer, y el 95 por ciento de la cosecha se cultiva en Arizona y California.

Además de mejorar nuestra salud, el jugo de limón fresco es ideal para la limpieza del hogar, ya que actúa como conservante de otras frutas y evita que se pongan marrones, e incluso alivia el dolor de garganta.

Los limones en conserva y su jugo no solo nos permiten saborear su sabor a limón sino que también nos hacen vivir una vida saludable y productiva.

Formas brillantes de conservar la limonada

Si te quedas atascado con demasiados limones, es posible que te cueste comerlos todos antes de que se pudran y se vuelvan inútiles. Puede ser tentador almacenar estas frutas brillantes en un tazón sobre las encimeras, pero tienden a secarse a temperatura ambiente, incluso cuando se almacenan en un lugar oscuro.

La mejor manera de almacenar un limón entero es ponerlo en el refrigerador, donde se conservará hasta por dos semanas. Una vez que se acercan las dos semanas, es hora de encontrar la mejor manera de conservar la limonada.

Cómo almacenar el jugo de limón en el refrigerador.

Al considerar la conservación de la limonada, a muchas personas les gusta exprimir todo con anticipación y usarlo lo más rápido posible.

Es fácil almacenar el jugo de limón en el refrigerador, aunque no durará tanto como los métodos alternativos. La limonada embotellada está bien, pero los limones reales tienen los mayores beneficios.

Para mantener el jugo de limón fresco en el refrigerador, use un exprimidor para exprimir todo el jugo de limón fresco. No mantenga el líquido a temperatura ambiente porque promueve el crecimiento de bacterias si no se mantiene frío.

Los envases de vidrio transparente tampoco son la mejor opción para el almacenamiento. Coloque el jugo fresco en un recipiente de plástico o vidrio opaco para que la luz no rompa el jugo y manténgalo tapado en el refrigerador hasta por tres días.

Si han pasado unos dos días y no crees que puedas pasar por todo eso, convierte el jugo en limonada casera diluyéndolo en un vaso de agua y mezclándolo con un poco de azúcar. El jugo de limón es algo que disfrutará toda la familia y es fácil de beber antes de que se eche a perder.

Mantener el jugo de limón en el congelador

Hay pocas cosas mejores que un congelador. Lo mejor de las temperaturas bajo cero es que los limones enteros, las rodajas de limón y el jugo de limón se pueden congelar sin peligro.

Si su plan es congelar limones enteros, colóquelos en una bolsa de plástico y guárdelos allí hasta que estén listos para descongelar y congelar. Guarde los portaobjetos de la misma forma.

La limonada congelada es ideal para muchas personas porque se mantiene fresca durante seis meses a un año y es fácil de medir con el tamaño correcto. Empiece a exprimir todo el jugo que desee de la fruta.

Vierta el líquido cítrico en bandejas de cubitos de hielo y déjelas congelar durante la noche. A la mañana siguiente, saque los cubos de jugo congelados del congelador y colóquelos en bolsas para congelar.

Tome unos cubos de limonada congelada cada vez que quiera jugo de limón fresco. Este sistema también funciona con jugo de limón, jugo de naranja y otras frutas cítricas.

Enlatado de jugo de limón

El enlatado es un excelente método de conservación. El proceso de enlatado solo toma alrededor de una hora con la preparación y le da al jugo de limón una vida útil constante de aproximadamente dos años.

También es seguro ponerlos en un baño de agua para que no tenga que tener ningún equipo especial como enlatado a presión.

TB 1234

Jugo de limón fresco enlatado

  • Tarros, tapas y anillos esterilizados para conservas
  • Jugo de limón fresco
  • gran tazón
  • Agua

TB 1234

Decide si quieres usar frascos de una pinta o de un cuarto de galón. Un frasco de una pinta contiene alrededor de 500 mililitros, mientras que un cuarto de frasco contiene 1,000 mililitros. Tome cada frasco de vidrio esterilizado y llénelo aproximadamente hasta el borde o para que quede un cuarto de pulgada de espacio entre la parte superior del exprimidor y la tapa.

Asegúrese de que los frascos estén bien cerrados y limpie el líquido que se derrama por los lados. Coloque cada frasco en una cacerola grande y llénelo con agua para que los frascos queden cubiertos con dos pulgadas de agua.

Deje que el agua hierva y el agua se puede colocar en agua hirviendo durante cinco a diez minutos. Retire los frascos de vidrio del agua caliente con unas pinzas y colóquelos suavemente sobre la encimera hasta que se enfríen a temperatura ambiente.

Este proceso puede tardar hasta 24 horas. Retire los anillos y asegúrese de que todas las tapas estén bien cerradas con el vaso.

cáscara de limón congelada

Por mucho que esté entusiasmado con el jugo, no olvide la ralladura de la corteza exterior. La cáscara de limón se congela maravillosamente y se puede almacenar fácilmente en un frasco de vidrio o en un recipiente hermético.

Usa un rallador para rallar todo el exterior del limón antes de exprimirlo. Trate de obtener solo la parte amarilla y no la pulpa amarga que está debajo. Guarde la cáscara de limón rallada en el congelador durante seis a 12 meses.

Cáscara de limón en escabeche

No solemos comer cáscara de limón, pero encurtirla te permite aprovechar toda la fruta sin desperdiciar nada. Todo lo que tienes que hacer es cortar la piel en rodajas y hervir durante 30 minutos.

Escurrimos las cáscaras hervidas y las ponemos en un tarro con un poco de aceite de oliva y sal marina. Se encurten a los pocos días y duran tres semanas en el refrigerador.

Es fácil aprender a conservar la limonada y estas son solo algunas de las principales formas de hacerlo. Si quieres ser más creativo, toca una barra lateral con tus amigos y piensa en ideas para probar estrategias en la cocina.

Utilice estas recetas de conservación de limonada para evitar el desperdicio de alimentos y mantener todas las comidas que cocine brillantes y frescas.

Use cada limón de su limonero exprimiéndolo con un exprimidor, enlazándolo en un frasco de vidrio y haciendo cubos de limón congelados.  Estos divertidos conservantes duran a temperatura ambiente y usan cáscara, cáscara y jugo de limón para que nada se desperdicie.  #presente # jugo de # limón
(lecobron / glenkar / 123rf.com)

Si este artículo le enseñó nuevas formas de conservar la limonada, comparta estas formas sencillas de conservar la limonada en Facebook y Pinterest.

Deja un comentario