¿Cuál es el mejor abono para las plantas?

Las plantas para vivir necesitan básicamente agua, sol y abono. El abono para plantas lo que hace es proveerlas de los diferentes nutrientes de los que carece la planta. También como efecto contrario, si se abona en demasía también puede dañar a las plantas. 

Una de las decisiones más difíciles del agricultor antes de sembrar es determinar qué abono va a utilizar dependiendo de las características del cultivo. En primer lugar tienen que decidir si lo que utilizan es un abono orgánico o inorgánico. 

Abono Orgánico

El  abono orgánico se forma por la descomposición de la materia orgánica, bien animal o vegetal, nutriendo al suelo de forma natural para que las plantas crezcan sanas y fuertes. 

Todos estos abonos orgánicos son naturales, no llevan químicos que pueden dañar la tierra y cuidan el ecosistema.

Entre los abonos orgánicos hay que destacar sobre todo el humus de lombriz, el compost, estiércol y abonos verdes

  • Humus de Lombriz: Se obtiene de un proceso denominado vermicompostaje, en el cual las lombrices digieren material orgánico, descomponiéndose gracias a la acción de sus enzimas digestivas y de la microflora presente en su organismo.
  • Compost o Compostaje: Proceso por el cual los residuos orgánicos descompuestos y, posteriormente transformados primero en sustancias húmicas (humus) y luego en sustancias minerales (sales inorgánicas esenciales) son utilizados para nutrir los suelos.
  • Estiércol: Es el fertilizante orgánico por excelencia debido a su alto contenido en nitrógeno y en materia orgánica. Se ha utilizado desde la antigüedad para aprovechar los residuos del ganado y también, restaurar los niveles de nutrientes de los suelos agrícolas. Evidentemente los valores nutricionales dependen de qué animal provenga.
  • Abonos Verdes. Son todas las  plantas que se cultiva en la tierra no para obtener un fruto sino con el fin de proteger el suelo y posteriormente se incorporará al mismo para recuperar aportar y mejorar las condiciones biológicas, físicas y nutricionales del suelo

Abono Inorgánico

Este compuesto, que no tiene materia orgánica -ni vegetal ni animal- se puede obtener de forma natural por medio de minerales extraídos de la tierra o también se puede producir artificialmente en los laboratorios.

Suele ser el más utilizado debido a la facilidad y rapidez para disolverse en el suelo y ser absorbido por las raíces, así como por los altos niveles de concentración de nutrientes esenciales: calcio, potasio, nitrógeno y fósforo.

Dentro de los abonos inorgánicos podemos distinguir los simples y los compuestos. La diferencia entre unos y otros es simplemente la utilización de sustancias. Los simples solo utilizan una sustancia mientras que los compuestos son de dos o mas sustancias. Otras clasificaciones que hacen son si se tratan de abonos líquidos, sólidos o mezclados.

Ventajas y Desventajas entre los Abonos Orgánicos

Entre las ventajas de los abonos orgánicos destacar su descomposición lenta que favorece la vida microbiana y por lo tanto nutre más y mejor los suelos (absorbe más agua, los recupera,…) favoreciendo la salud de las plantas. También destacar que permiten aprovechar los residuos orgánicos propios por lo que económicamente es más rentable.

En cuanto a las desventajas al utilizar abonos orgánicos los porcentajes de nitrógeno, fosforo y potasio son menores.

Ventajas y Desventajas entre los Abonos Inorgánicos

Al contrario que los orgánicos, entre sus ventajas destacar que los porcentajes de nitrógeno, fósforo y potasio son mayores y además, al tratarse de elaboraciones químicas permite añadir otros micro nutrientes como hierro, manganeso,…

Por contra, entre sus desventajas la descomposición es más rápida, impidiendo que gran parte de sus nutrientes no puedan ser absorbidos por la planta.

Si quieres saber más sobre plantas y flores visita este portal web.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Deja un comentario