Cómo cultivar y cuidar las mandarinas en macetas.

Cultivar mandarinas en macetas es una forma ideal de cultivar tu propia fruta si tienes un jardín pequeño. Las mandarinas en macetas son perfectas para porches, patios y terrazas soleadas porque puede moverlas al sol o protegerlas del mal tiempo. Aquí mostramos cómo cultivar mandarinas en macetas.

Las mandarinas crecen en una maceta

Variedades de mandarinas para maceta.

Hay muchos tipos diferentes de mandarinas que se pueden cultivar en contenedores, que incluyen:

  • imperial: La variedad más popular es la fruta dulce y suculenta que madura a fines del otoño hasta el invierno.
  • Clementina: Una variedad dulce sin semillas que alterna en crecimiento, lo que significa que en un año producen una gran cosecha seguida de una cosecha menor al año siguiente.
  • Satsuma: La variedad mandarina sin semillas es originaria de Japón. La fruta es pequeña y dulce y los árboles son aptos para climas fríos.

Las mandarinas en macetas son más pequeñas que las mandarinas normales, lo que las hace ideales para patios pequeños. Incluso puede llevar mandarinas en macetas adentro cuando hace frío. Veamos cómo cultivar mandarinas en una maceta.

Cómo crecen las mandarinas en macetas

Plantar mandarinas en una maceta

Los mejores momentos para plantar son A primera hora de la mañana o al final del día.Para que las plantas no se expongan inmediatamente a los abrasadores rayos del sol.

El primer paso es elegir al menos una gran cantidad 45 cm de profundidad O unos 20 litros. Esto permitirá que las raíces del árbol se extiendan a medida que crece.

Una buena idea es colocar la maceta sobre un soporte con ruedas que le permita mover el árbol para obtener la mejor luz o llevarlo adentro durante el invierno para protegerlo de las heladas, la nieve, el granizo y el viento.

Elija una planta de mandarina de aspecto saludable de su vivero o centro de jardinería local. Las mandarinas injertadas suelen tardar unos dos años en dar fruto, pero vale la pena esperar hasta cosechar las tuyas.

En primer lugar, riegue bien las plantas antes de trasplantarlas a otra maceta y déjelas secar.

Llene parcialmente el nuevo recipiente con tierra para macetas, saque el árbol del recipiente o de la bolsa de vivero y afloje suavemente las raíces del árbol.

Coloque el árbol en una maceta y llénelo con tierra compostada o algo de compost, asegurándose de que el árbol no esté más profundo de lo que estaba en el contenedor o bolsa original.

Es una buena idea clavar en una estaca al plantar para ayudar a que el árbol joven crezca recto.

Presione la tierra firmemente alrededor del árbol para estabilizarlo y riéguelo generosamente con agua pero lentamente para que no se formen charcos.

Durante el primer año después de plantar mandarinas, retire los frutos que se hayan establecido. Esto permite que el árbol eche raíces y fomenta una mejor fructificación en temporadas posteriores.

Cuidado de naranja en maceta

mandarinas en maceta recortadas

Luz del sol

Las mandarinas crecen mejor a pleno sol, así que elija un lugar que reciba al menos de 6 a 8 horas de luz solar al día. Las mandarinas que están expuestas a mucha luz solar producirán frutos más dulces.

riego

Las frutas cítricas requieren más riego durante los meses de verano, y las mandarinas bien regadas y alimentadas tendrán más posibilidades de mantener alejadas las plagas de insectos y enfermedades.

Las mandarinas recién plantadas necesitan riego dos veces por semana y, a menudo, en climas cálidos hasta que se establezcan.

Son propensos a la pudrición de la raíz y las infecciones por hongos, por lo que es importante usar tierra para macetas bien drenada y tener cuidado de no regarla en exceso.

aprobar

Las mandarinas deben fertilizarse cuando la fruta comienza a crecer en el árbol. Use un fertilizante cítrico líquido para ayudar al árbol a producir frutos abundantes. Mirar: Cómo hacer fertilizante orgánico y fertilizante líquido.

Alimente con mandarinas en primavera y verano para estimular la fructificación y la floración.

Buda

Cuando el árbol haya terminado de dar frutos, puedes podarlo para mantenerlo limpio y manejable.

Deshágase de las ramas y los retoños no saludables que crecen desde la base de la planta.

La poda de mandarinas permite un mayor crecimiento y aumenta la producción de frutas para el año siguiente.

Pode si es necesario para lograr la forma deseada, para eliminar los tallos infectados o para mejorar la circulación del aire.

Recuerde que las hojas son la vida del árbol, no las corte innecesariamente, especialmente antes de que el árbol haya madurado.

plagas

Las mandarinas pueden verse afectadas por pulgones, ácaros, cochinillas y moscas blancas.

Es recomendable revisar las hojas del árbol con regularidad, y si detecta algún insecto, rocíe las hojas con un insecticida en aerosol. Mirar: Cómo hacer y aplicar insecticidas caseros y orgánicos.

Invernada mandarinas en contenedores

Si vive en un área con temperaturas suaves de invierno, puede dejar su mandarina afuera en un lugar protegido que reciba mucho sol durante los meses de invierno.

En regiones con inviernos duros y fríos, es mejor trasladar el árbol al interior, donde estará protegido de las heladas, la nieve y las temperaturas bajo cero.

Los que se lleven adentro durante el invierno necesitarán un lugar bien iluminado junto a una ventana soleada.

Las mandarinas bien establecidas toleran las heladas, pero los árboles jóvenes son susceptibles a las heladas.

Si se esperan heladas cuando el árbol tenga menos de dos años, deberá cubrir el árbol por la noche o trasladarlo al interior hasta que haya pasado la amenaza.

cultivo

Variedad de mandarina en maceta

Las mandarinas se pueden cosechar desde finales del otoño hasta principios de la primavera, según el tipo de mandarina que esté plantando.

Las mandarinas están listas para ser recolectadas cuando el color de la piel cambia de verde a naranja.

Tenga cuidado de no dejar la fruta en el árbol por mucho tiempo después de que se haya vuelto naranja, ya que se volverá amarga.

Siempre es una buena idea hacer una prueba de sabor antes de comenzar a recolectar fruta.

Estos son nuestros consejos para cultivar y cuidar las mandarinas en macetas. Esperamos que este artículo te haya inspirado a cultivar mandarinas en macetas.

También puede ser importante leer: Cómo cultivar y cuidar las naranjas en macetas.

Con mucho y un poco de cuidado, puede cultivar mandarinas frescas en casa, incluso si no tiene jardín.

Compartir en redes:

Deja un comentario