Cómo reproducir, cultivar y cuidar Venus atrapamoscas

los Dionia MosipolaVenus atrapamoscas, comúnmente conocida como Venus atrapamoscas, es una planta carnívora del género monotípico Dionaea. Las plantas Venus atrapamoscas son nativas de los humedales subtropicales de la costa este de los Estados Unidos, como Carolina del Sur y Carolina del Norte. En este artículo veremos cómo plantar y cuidar Venus atrapamoscas.

Atrapamoscas clase Venus

Características de Venus atrapamoscas

Son plantas herbáceas perennes que pueden alcanzar los 15-30 cm de alto y los 15-22 cm de ancho.

Tiene de cuatro a siete hojas que crecen en forma de roseta en un tallo subterráneo corto similar a un bulbo. Después de la floración, aparecen hojas más largas con trampas bien desarrolladas.

La velocidad con la que estas plantas cierran sus trampas es una indicación directa de su salud general.

Cultivo de Venus atrapamoscas

En general, sus trampas son total o parcialmente verdes. Sin embargo, algunos especímenes pueden mostrar diferentes combinaciones de rojo, verde, amarillo o morado.

Cuando las hojas viejas se reemplazan por otras nuevas, las trampas maduras naturalmente se vuelven negras.

Durante el período de floración produce pequeñas flores blancas.

No hay posibilidad de que estas plantas sean tóxicas para los humanos o las mascotas. Es absolutamente seguro colocarlo cerca de los niños, porque la trampa es demasiado débil para dañarlos.

Cómo propagar una venus atrapamoscas

¡No pican tanto! Si deja atrás sus pequeñas preocupaciones, la propagación de Venus atrapamoscas puede ser un proceso simple. Solo tienes que elegir si lo haces por división, semilla o esquejes de hojas.

para dividir

Propaga la división de la raíz de Venus atrapamoscas

Un método de reproducción de estas plantas es dividirlas a principios de verano o finales de invierno.

Busque nuevos brotes que tengan su propio sistema de raíces y córtelos con un cuchillo limpio y afilado. Retire el exceso de tierra y vuelva a plantar las divisiones en macetas individuales, tratando de cubrir bien las raíces con tierra y riegue con abundante agua.

Deje las nuevas plantas a la sombra durante unos dos días para que se recuperen del estrés, después de lo cual podrá trasladarlas a un lugar soleado.

recortes de hojas

Esparciendo recortes de Venus atrapamoscas

Si desea propagar estas plantas mediante esquejes de hojas, debe hacerlo a principios del verano. Recorte las hojas de sus raíces y colóquelas en una mezcla adecuada en la olla. Entierre el extremo cortado a 1 cm de profundidad.

Puede cubrir el recipiente con una bolsa de plástico para proporcionarle mucha humedad y colocarlo en un lugar luminoso. Los esquejes deberían convertirse en plantas maduras en unos dos años.

plantando semillas

Esparciendo semillas de Venus atrapamoscas

La forma más fácil de propagar las moscas de Venus es por semilla. El mejor momento para hacerlo es en primavera o verano.

Use una mezcla de arena y musgo o simplemente tierra de jardín, coloque las semillas a unos 10 cm de distancia y cúbralas ligeramente con tierra, mantenga la maceta en un lugar soleado y riegue las semillas regularmente.

Germinarán en unas pocas semanas, pero hay que esperar un año para plantar la Venus atrapamoscas bebé de forma segura.

Plantar y cuidar Venus atrapamoscas

Cultivo de Venus atrapamoscas

donde creces

Además de su principal fuente de alimento (insectos), las plantas atrapamoscas de Venus se alimentan de luz y aman los días soleados.

Estas plantas estarán más felices si las colocas, ya que pueden recibir alrededor de 12 horas de luz directa y brillante cada día. También les va bien en sombra parcial cuando los niveles de luz solar son bajos.

A partir del otoño, las trampas para moscas de Venus pasan por un período de latencia. Como muchos jardineros novatos, podría pensar que estas plantas mueren cuando pierden todas sus hojas.

Pero no sembrar el pánico. De hecho, siguen viviendo bajo tierra a través de sus raíces. Debes mantenerlos alejados de la luz artificial, ya que les irá bien con poca luz natural.

Tipo de suelo ideal

A estas plantas les va bien cuando se cultivan en suelos bajos en nutrientes, y no tienes que preocuparte por fertilizarlas en absoluto.

Prefieren crecer en un suelo similar al de su entorno nativo. Busque suelos arenosos, ácidos y pobres en nutrientes.

También puedes hacer tu propia mezcla utilizando mitad turba y mitad perlita, arena de horticultura o de río. La perlita ayudará a retener la humedad, mientras que la turba le dará a tu planta la acidez que necesita.

temperatura perfecta

En su hábitat natural, las trampas para moscas de Venus están acostumbradas a temperaturas cálidas que superan los 90 grados Fahrenheit (32 grados Celsius). Los valores ideales de temperatura están entre 21-35°C, pero pueden soportar temperaturas extremadamente altas.

Durante el período de inactividad, estas plantas prefieren temperaturas más frías, hasta 5 °C (40 °F). Para proporcionar temperaturas frescas a las Venus atrapamoscas, algunos jardineros trasladan sus plantas a un garaje o sótano.

riego

La Venus atrapamoscas es un poco exigente a la hora de regarla. La calidad del agua es uno de los factores más importantes en este proceso.

El agua del grifo contiene sales alcalinas, sodio, azufre, calcio, magnesio y cloro. Estos pueden afectar la salud general de su planta.

Estos carnívoros son fanáticos del agua de lluvia, pero también puedes usar cualquier agua pura que sea baja en minerales, como el agua destilada.

Aunque estas plantas no responderán inmediatamente al tipo de agua equivocado, los minerales del agua del grifo se acumularán en el suelo con el tiempo. Esto puede hacer que tu planta luzca enferma y eventualmente muera.

Humedad

Las trampas para moscas Venus siempre prefieren suelo húmedo. Eso sí, hay que tener cuidado de no regarla en exceso, ya que no le gusta estar mucho tiempo en suelos fangosos.

Estas plantas necesitan altos niveles de humedad de más del 50%. Si se cultiva en interiores, se puede usar un humidificador para mantener húmedo el aire alrededor de la planta.

Muchos jardineros prefieren colocar el recipiente de la planta en una bandeja llena de agua. Esto mantendrá la humedad en niveles óptimos y la planta constantemente hidratada.

Enfermedades y plagas

Aunque las trampas para moscas de Venus son depredadores de hongos, pueden encontrar una serie de problemas de plagas.

Las larvas de mosquitos fúngicos, el moho gris y los pulgones a veces pueden atacarlos. A los mosquitos fúngicos les gusta alimentarse de las hojas y también pueden dañar las raíces. Bacillus thuringiensis es una bacteria natural que se puede usar en el suelo para matar estas plagas.

Si nota una mancha empapada de agua en las hojas o tallos de su planta, esto podría ser una indicación de una infestación de moho gris. Evite la propagación eliminando las partes de plantas infectadas y la tierra para macetas.

Los áfidos a menudo son demasiado pequeños para que estos carnívoros los cacen, por lo que pueden causar la distorsión de las hojas en la parte superior de la planta.

Puedes tratar tu planta sumergiéndola en agua durante dos o tres días y repitiendo el proceso después de una semana. El jabón insecticida o los aceites hortícolas como el aceite de neem pueden ayudar a controlar las infestaciones graves.

¿Cuándo se hace el trasplante?

Las trampas para moscas de Venus necesitan un trasplante regular para mantener fresco el entorno de cultivo. Estas plantas no aprecian los espacios abarrotados, ya que esto les impedirá desarrollar nuevas raíces.

Puedes plantarlos una vez al año, en primavera o principios de verano. Asegúrese de trasplantar la planta cuando no esté floreciendo activamente.

También puede ser importante leer: Cómo propagar, cultivar y cuidar los caladios.

Además, debe trasplantar esta planta inmediatamente después de la compra para eliminar las impurezas del agua del cuidado anterior del vivero.

Comparte este artículo en las redes:

Deja un comentario